Historia de las Relaciones Internacionales Modernas (1815-1945)

Introducción

La diplomacia es un arte, una practica, un estudio, un arma y hasta una actitud. Esta actitud demuestra un balance entre las dualidades, un sentimiento de neutralidad que el ser humano lo ha utilizado, tanto para crear conflictos, como para evitarlos. La diplomacia es también negociación, técnicas de persuasión y el forjamiento de una personalidad con un dominio de todas las formas de comunicación, lo cual lo hace a esta personalidad, representante de un país A hacia los ojos de un país B.

Tras esta pagina, estudiaremos las huellas de los que han desarrollado al diplomático de hoy. Conozcamos nuestro pasado, para descubrir los errores cometidos por los protagonistas de la historia, y ¿por qué no? Sus aciertos.

El ejercicio diplomático comienza a partir de la antigüedad, pero para fines de nuestro estudio nos circunscribiremos en un periodo especialmente sensible. Partamos desde 1815 hasta 1945, dos fechas estelares en la mecánica de los acontecimientos humanos que nos ayudan a comprender mejor la realidad del mundo que tenemos hoy.

Algo que debemos tomar en cuenta, es que la historia es contada desde un punto de vista euro céntrico, en el cual tenemos 5 potencias mayores que se llamaron en los años posteriores al congreso de Viena: el Concierto Europeo. Estos países eran Francia, Inglaterra, El Imperio Otomano (hoy la Republica de Turquía), Prusia (precursor de Alemania)  y El Imperio Ruso. Este (el concierto europeo), se desintegra tras la primera guerra mundial. Como sea, eran solo potencias económicas, cuyos pueblos morían de hambre, y la clase media empezaba a surgir con lentitud. El trabajo por jornadas de 10 horas no existía, no había derechos laborales como los que tenemos hoy, de hecho, no había derechos para los niños, pues trabajaban para pagar las deudas del padre, y de la mujer, digamos que apenas estaba empezando a pensar en emanciparse. No tenían la moneda hegemónica (el euro), no había ONU, no había tratados de libre comercio. Los Estados Unidos no tenían peso específico, lo cual convenía más al pensamiento euro centrista. Ahora, ¿como se determinaba que un país se imponía sobre otro? Declárale la guerra o haz lo que la casa Habsburgo, de casar tu hijo con la hija del rey de ese país que quieres para ti, ¿sencillo, no?

No debemos omitir que este era el siglo de las luces, los derechos humanos se habían proclamado en Francia, los enciclopedistas con sus ideas liberales. Pero de tanto euro centrismo, ¿no se pregunta que de Asia? Sencillo, la cultura de enclaustrarse para si mismos, y la desconfianza hacia el continente “de las luces”.

Sea esta una presentación suficiente para dar una idea de lo que trataremos en el ensayo que encontraran en las paginas siguientes.

Capitulo 1: La Diplomacia del Congreso de Viena

Las guerras Napoleónicas habían terminado, Napoleón estaba en el exilio y el mundo, aun moviéndose. El concierto europeo estaba por cantar, y las letras de la canción eran las notas del tratado de Paris. Los países tenían que dividirse de nuevo y reclamar sus territorios y el Congreso de Viena convocado el 1 de octubre de 1814 hasta el 9 de junio de 1815, fue el evento a convocarse para cumplir ese cometido. Más no solo eso, se quería restablecer el orden monárquico, ahí mismo, los ideales luchaban en dos bandos: legitimidad y balanza de poder.

Empezamos con los que fueron los ejecutores de la acción diplomática:

Charles Maurice de Talleyrand, el representante de Luís XVIII para el congreso de Viena. A pesar de la derrota contra los demás países, gano beneficios considerables para la aplastada Francia. Incluso, Francia no fue invitada a las negociaciones mas Talleyrand logro introducirse a las negociaciones, en pos de ayudar a su país (para los que dudaban del poder de los diplomáticos). Uno de los firmantes en el acta final de la reunión. Para muchos, Talleyrand es considerado un diplomático extraordinario.

A la cabeza de las negociaciones, estaba el canciller de Austria, Klemens Wenzel Lothar von Metternich, con su emperador Francisco I actuando como anfitrión, pues obviamente, era su casa. Metternich reorganizó Europa de manera que Austria se viera beneficiada por estas divisiones. Ahí, recupero territorios que se habían perdido en la revolución francesa, salvo Bélgica que se afilio a Holanda. Además, logro que todos los reyes recuperaran sus tronos antes de la revolución, lo cual nos hace preguntarnos ¿Cómo la revolución francesa es tan significativa en este tiempo si luego se reinstauró el orden monárquico en Europa?

Otro de los ideales formados en el congreso de Viena, nos lleva a otro de los protagonistas. El zar de Rusia, Alejandro I, el cual, sorprendió a todos con un proyecto de Santa Alianza. La Santa Alianza fue firmada por Francisco I de Austria, Federico Guillermo de Prusia y por su autor, el zar de Rusia.

Federico Guillermo I de Prusia, junto con sus ministros (HardenbergHumboldt), aportaron a la adquisición de territorios, sin embargo, no todas sus ambiciones se cumplieron, ya que fallaron al intentar obtener la anexión absoluta de Sajonia. Este personaje también fue acompañado por Francisco I de Habsburgo, un ser no muy influyente como para considerarlo como protagonista.

En representación de la isla de Inglaterra estaba Castlereagh, quien fue una pieza clave en el Congreso. Fue el primero en hablar de la necesidad de un sistema de equilibrio europeo. Desde ese entonces Inglaterra ha actuado como el referí entre las potencias para asegurar el equilibrio de poder.

Para las medianas empresas, el silencio era su mandato. Actores como España, solo sirvieron de espectadores (Gómez Labrador como su representante). Pero ojo, hay que tener en cuenta que España, aunque había figurado entre los primeros y más decisivos vencedores de Napoleón, tenía mermado su potencial por la guerra de la Independencia y el conflicto americano que terminaría con la independencia de sus colonias.

Ya los actores están listos, vamos a preparar la obra. Los objetivos a establecer en el congreso de Viena fueron los siguientes:

1. El de legitimidad, que restauraba en el poder a los llamados monarcas legítimos;

2. El de compensación, por el que algunos países recibirían territorios para retribuirlos por las pérdidas sufridas.

3. El de equilibrio del poder, se buscaba impedir que una nación determinada llegara a ser tan poderosa que se constituyera en una amenaza para la soberanía de los demás.

En junio de 1815 se firmó el acta final del Congreso. Ahora, estas fueron las decisiones tomadas en el congreso:

En cuanto a la política internacional, se trataron cuestiones sobre la libre navegación y el comercio a través de los grandes ríos y la abolición de la trata de esclavos, mas no se implementaron medidas concretas para hacerla cumplir.

El episodio mas largo y complicado en el congreso de Viena, fue el de implementar la primera de las decisiones. Nos referimos a la división de territorios propuesta por  Metternich. A continuación mostramos como fueron repartidas las tierras a cada uno de los Estados participantes.

Rusia tomo Finlandia y el Reino de Polonia quedaba bajo la soberanía del zar también. Austria retenía por el norte la Galitzia polaca, mientras que conseguía una especie de tutela sobre todo el territorio italiano. Esta controlaba Lombardía, Venecia y las provincias Ilíricas. En los reinos de Italia la aplicación del principio de legitimidad permitió a Víctor Manuel I recuperar Saboya y Génova; Fernando V volvió a Nápoles; el Papa a los Estados Pontifícios; Fernando III a Toscana y Francisco IV a Módena. En el conjunto del mundo alemán se procedió a una simplificación del mapa, reduciendo a 39 el complicadísimo mosaico de pequeños Estados que pasaron a configurar la Confederación de Estados Germánicos. Se redactó un Acta Federal y se prometió un parlamento alemán en Francfort. Y hay mas para los germánicos, Prusia adquiría Posen, Dantzig, la Pomerania sueca, parte de la orilla del Rin, Westfalia, algunas plazas del Elba y parte de Sajonia. El expansionismo de Prusia era un obstáculo para el de Rusia, a la vez que preparaba vías para la unidad de AlemaniaSuecia obtuvo la soberanía sobre Noruega, mientras que Bélgica, Holanda y Luxemburgo constituían un estado-tapón en la zona que más interesaba proteger a Gran BretañaSuiza volvió a su configuración cantonal.
En cuanto a España, nadie discutió los derechos de Fernando VII al trono. Recuperaba lo que le habían arrebatado los sucesos anteriores a las revoluciones, pero no le atendieron en sus peticiones de ayuda para calmar la situación en las colonias españolas en América. (Para una mejor comprensión, ver el mapa de la página siguiente).

Este es el fruto del congreso de Viena: los Estados creados fueron los siguientes:

Imperio Austriaco

Reino de Baviera

Reino de Cerdeña

Reino de las Dos Sicilias

Reino de España

Reino de Hannover

Imperio Otomano

Reino de Países Bajos

Reino de Portugal

Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda

Reino de Dinamarca

Imperio Ruso

Confederación Suiza

Capitulo 2: secuela del congreso de Viena: Congreso de Aquisgrán.

Posterior al Congreso de Viena se celebró otra conferencia diplomática entre grandes Estados. Sin embargo solo las potencias que resultaron victoriosas frente a Napoleón fueron los invitados. Hablamos del Congreso de Aquisgrán, celebrado entre 1 de octubre y el 15 de noviembre de 1818. Ahí se propuso un acuerdo entre países, estos fueron Austria, Gran Bretaña, Prusia y Rusia, llamada la Cuádruple Alianza. Esta tenía el fin de mantener activa la monarquía absoluta de las potencias europeas y evitar cualquier intento de conflicto contra dicho sistema político. Así, se forma la Europa de los Congresos, organización que se ocupaba de prevenir que se celebraran seguidas convenciones internacionales. En este congreso la coalición ya mencionada decide retirar sus tropas de Francia y decide reincorporar a la misma, formado la denominada pentarquía. En Aquisgrán se facilitó a Francia el pago de las reparaciones de guerra en cómodos plazos e ingresó en el Directorio.

Los participantes fueron el emperador Alejandro I de Rusia. En representación de Francisco I, los Condes de Capo d’Istria y Nesselrode. De parte de los germanos, el mismísimo Federico Guillermo III de Prusia. Por parte del Reino Unido, Lord Castlereagh y el Duque de Wellington. Richelieu estuvo como representante de Francia. A pesar de dar un aire de seguridad, tomemos en cuenta que, empezaban a forjarse diferencias ideológicas divididas en dos bandos. Metternich decía que esto no afectaba a la unidad, sin embargo estudiemos sus posiciones. De un lado estaban las potencias absolutistas (Austria, Rusia y Prusia); y de otro las de régimen constitucional (Gran Bretaña y Francia). Esto hizo surgir dos principios de nacionalidad, el postulado por la escuela alemana y el de la francesa. La primera escuela, la alemana (explica Paul Kennedy en su libro Europa de 1815 hasta nuestros días) “considera la nacionalidad como un producto de los fenómenos inconcientes e involuntarios: en esencial la lengua materna y las tradiciones populares. La lengua es la única que se aprende involuntariamente”. Y la francesa (del mismo libro): “considera que la nacionalidad se funda sobre un fenómeno consciente y voluntario: el deseo de pertenecer a tal nacion o tal otra, deseo expresado de diversas maneras: plebiscitos, elecciones, votos de los representantes de la población.” Al disponernos a analizar, las ideologías si afectarían a las alianzas, puesto que si hay diferencias de pensamiento seria muy poco probable llegar un a cierto acuerdo que se proponga con facilidad.

Las consecuencias que demuestran por qué diferimos de Metternich son:

  1. Que en los primeros meses de 1819 hubo agitaciones promovidas por las asociaciones estudiantiles alemanas. Metternich convocó la conferencia pangermánica de Carlsbad a la que asistieron representantes de los principales Estados; esta conferencia sirvió para que los príncipes germánicos reforzaran su autoridad y para frenar las revueltas en Alemania, que no volverán a darse hasta 1848.
  2. En 1820 la revolución liberal resurgía en los reinos de España, Portugal, Nápoles y Piamonte con gran fuerza. Los monarcas tuvieron que aceptar regímenes constitucionales.
  3. La conferencia de Troppau se continuó en Laybac (Liubliana) en enero de 1821. la habilidad de Metternich se puso de manifiesto y mientras Austria recibía plenos poderes para intervenir en Italia y restaurar los regímenes de plena soberanía, Francia e Inglaterra que no estaban de acuerdo con la resolución, tampoco se opusieron.
  4. En 1821, los planes revolucionarios italianos y españoles a otra gran reunión de la Pentarquía en Verona a finales de 1822 en la cual se decidió redactar una nota a las Cortes españolas, amenazando con la intervención si no se producía un cambio sustancial. Si la nota de las potencias se rechazaba, entraría en España un ejército francés, respaldado por la Pentarquía.

El congreso de Aquisgrán con su fruto la Pentarquía, representó el intento más grande por alcanzar una hegemonía en Europa a través de una organización internacional. Las medidas tomadas en este congreso fueron determinantes para marcar un nuevo capitulo en la historia diplomática de Europa. Lo que nos demuestra como se puede establecer un orden internacional sin necesidad de que un país conquiste otro, y los participantes del Congreso de Viena y el de Aquisgrán comprendieron y nos ayudará a comprensión de la fundación de las venideras organizaciones internacionales.

Capitulo 3: Congreso de Troppau: las ideas se dividen.

“no comparto tu opinión, pero defenderé hasta la muerte, el derecho que tienes de sostenerla”[1]

En este capitulo estudiaremos la siguiente de las conferencias post napoleónicas. Esta es el Congreso de Troppau, importante porque ésta marcará el punto en que la monarquía constitucional y las absolutistas encuentran sus tan significativas diferencias.

El Congreso de Troppau fue celebrado en julio de 1820, ahí se decidió el destino de la intervención austriaca en Nápoles. En este, la Santa Alianza (ojo, le llamamos así, mas ya tenemos en cuenta que Francia e Inglaterra ya pertenecen a esta), fue el elenco a reunirse. Lo hicieron en Opava, Republica Checa (que en alemán se dice Troppau, por eso el titulo), cuya cabeza fue el zar Alejandro I de Rusia. Alejandro y Francisco II de Austria hicieron acto de presencia en el evento, haciendo alusión a Federico Guillermo III de Prusia, que no estuvo, pero tuvo representación por parte del príncipe Federico Guillermo IV de Prusia. Las tres potencias mayoritarias, llamémosle así, estuvieron presentes y como no, por sus ministros de relaciones exteriores: Austria estuvo representada por Metternich, el príncipe, Rusia por el Conde Juan Capodistria y Prusia por el príncipe Karl August von Hardenberg. A pesar de que Inglaterra se oponía al fin de la conferencia, su embajador en Viena, Robert Stewart, Vizconde de Castlereagh fue enviado por la corona inglesa. Francia no envió ningún plenipotenciario, pues no veía una política definida en este congreso. Lo que nos llama a pensar como los bandos empiezan a fragmentarse. Como muchos tratados y congresos de esa época, fue hecho en la intimidad del sigilo político. Entre conversaciones ideológicas, oposiciones por parte de Inglaterra y tazas de té, el zar hizo voz a las siguientes palabras: “Al día de hoy estoy arrepentido de todo lo que he dicho y hecho entre los años de 1814 y 1818… Dime que quieres de mí y lo haré”[2].

El embajador de Inglaterra estaba negado a ponerse de acuerdo con las supresiones contra Nápoles que sugerían los demás representantes de las potencias. Esto detono una decisión de las potencias absolutistas de ignorar las decisiones y opiniones de Francia e Inglaterra (otro punto que indica por qué indicamos en el capitulo anterior la equivocación de Metternich al aclamar que no habrá problemas entre los integrantes de los miembros de la Santa Alianza). Además, fueron mas lejos, en las próximas conferencias, Francia e Inglaterra no serán invitadas con la excusa de que no tenían poder de decisión. El 8 de noviembre de este mismo año, el congreso se supo por la opinión pública, sin embargo al final por medio del protocolo preliminar, el cual citaremos a continuación:

“Los estados, los cuales hayan sufrido un cambio de gobierno debido a la revolución, y como resultado de lo cual amenacen a otros estados, de manera inmediata dejarán de pertenecer a la Alianza Europea, y permanecerán excluidos de ella hasta que su situación ofrezca garantías de orden legal y estabilidad. Si, debido a tales alteraciones, un peligro inmediato amenaza a otros estados, entonces las potencias se unirán y, de manera pacífica, o ya sea por las armas, traerán de vuelta al estado culpable al seno de la Gran Alianza.”

A pesar de estas directrices impuestas por el protocolo, las potencias no implementaron medidas inmediatas para hacer efectivo el mandato del protocolo. El Congreso de Laybac, ya empezaba a planearse.


[1] Voltaire. Enciclopedista frances.

 

[2] Metternich to Esterhazy, Oct. 24, 1820, F. O. Austria Dom. Sep.-Dec. 1820.

Capitulo 4: última acción de la Europa de los Congresos: Congreso de Verona

En otoño de 1822, se celebró el último de los congresos de la Santa Alianza. Gobernantes y plenipotenciarios decidieron el derrocamiento del régimen liberal español, establecido en la revolución de 1820. Esta era esencialmente la meta del Congreso de Troppau, pero los sucesos en Nápoles tomaron prioridad.

Acudieron tanto plenipotenciarios como soberanos: el zar de Rusia, el emperador de Austria y los reyes de Prusia y Cerdeña. Las negociaciones se desarrollaron principalmente por obra de los ministros: Metternich, por parte de Austria; Nesselrode, por Rusia; Wellington, por Inglaterra; Montmorency y Chateaubriand, por Francia, y Hardenberg y el conde Bernsterf, por Prusia. Los soberanos solo se dedicaron a estrechar sus relaciones y simpatía en recepciones de etiqueta. En el aspecto administrativo los diplomáticos fueron los verdaderos actores. Lo que produce que, el congreso de durar una semana (lo previamente planeado) a un mes. En aquellos días, Verona fue considerada la capital de Europa.

Estos fueron los puntos a tratar en el Congreso de Verona:

1)      La supresión de la trata de negros en las colonias africanas y americanas.

2)      Las colonias españolas en el continente americano.

3)      El conflicto en ese momento ruso-turco

4)      La situación económica de Italia

5)      Los peligros de la revolución española en relación con la paz europea.

El numero 5 fue el punto principal, ya que no había acuerdo entre los plenipotenciarios. Inglaterra se opuso (como siempre) rotundamente a cualquier intervención en las emancipadas colonias españolas, argumentando que la nueva situación en nada alteraba la tranquilidad de Europa. Inglaterra no encontraba motivos por los cuales hacer prioritarios el punto numero 5, por su posición en el bando de los constitucionales.

Rusia ofreció sus ejércitos para enfrentar España. Francia era el miembro más reciente y menos seguro de la Alianza, pero los argumentos de Chateaubriand convencieron a los demás. Los franceses quedaban así definitivamente insertos en el seno del concierto europeo. El congreso terminó el 22 de noviembre con el acuerdo final. Las cláusulas secretas decidían la intervención armada de un ejército francés, para dar participación a Francia en la Pentarquía. Este ejercito llamado en el argot: “los cien mil hijos de San Luís” abrirían fuego en España en abril del año 1823, y Fernando VII volvería al trono, así comenzando la “Década Absolutista”, conocida también por el pueblo como “La Década Ominosa”.

Capitulo 5: la revolución de Francia de 1830, y su impacto hacia los demás países.

“Libertad, Igualdad y Confraternidad”[1]

Francia no tuvo una sola revolución, la de 1799, tuvo varias. Y esta comienza en Julio (también conocida como Tres Gloriosas jornadas de Paris). Esto llevó al trono a Luís Felipe y se inicio el periodo de Monarquía de Julio. Lo especial de esta revuelta fue que esta tuvo un impacto directo e inmediato con el exterior de Francia, especialmente en Bélgica que obtuvo su independencia frente a Holanda.

Las potencias absolutistas de la Santa Alianza (no olvidemos: Alemania, Rusia y Austria), intervinieron, logrando que esta sea pospuesta para el año 1848. Esta puede ser considerada una secuela de la revolución de 1799, pues estalla por los mismos motivos, esta vez se refuerza el concepto de sufragio universal, a partir de esto la clase obrera se fortalece. Esta es también considerada una de las llamadas Revoluciones Burguesas.

La razón por la cual dedicamos un capitulo a esta revuelta es por la inspiración que representaba para muchos acontecimientos ocurridos en los países europeos, empezamos por uno de los Reinos Unidos, el de los Países Bajos, estaba fragmentándose. Se tuvo que llegar a una negociación diplomática ante las diferencias culturales y Bélgica llegó a obtener su independencia. En Polonia estallaron revueltas liberales y nacionalistas inspiradas por la revolución francesa de 1830, mas fueron aplacados por el imperio Ruso. En la Gran Bretaña se firmó la ley de la Reforma, esta produjo que se duplique el número de ciudadanos con el derecho de acudir al sufragio universal. En España, se desató una guerra civil tras la muerte del rey Fernando VII entre dos grupos (partidistas, podemos decir) los Carlistas (seguidores de Carlos V, el hermano de Fernando VII) y los liberales moderados (quienes querían que la hija de Fernando VII sea la próxima al trono, la jovencita Isabel II). En cuanto al Nuevo Mundo, las independencias de las colonias españolas y portuguesas estaban en proceso independentista. Con respecto a Italia, otra revolución se llevaba a cabo. Estas se pelearon en Módena, Parma y los Estados Pontificios (que hoy son la santa sede, un Estado Independiente, el más pequeño del mundo actual). Esta revolución fue detenida por el príncipe Metternich. Y hablando de germanos, en Alemania, también se luchaba revolución un levantamiento detenido por Prusia y Austria.

Esta revolución desato una reacción en cadena de revoluciones las cuales fueron detenidas por los ministros diplomáticos del congreso de Viena.


[1] Lema del Estado Francés.

 

Capitulo 6: las revoluciones de 1848, aun mas revoluciones para Europa

El continente Europeo demuestra por qué demuestra ser la protagonista de la historia de la diplomacia. El ruido que hace con tantas revoluciones es el blanco más fácil para los historiadores en motivos de estudios. Europa esta en desorden, y no encuentran otra salida mas que luchar una revolución tras otra. Los ideales ya están separados y quieren ser impuestas al pueblo. Empiezan las revueltas, ya Marx y Engels escribieron el manifiesto comunista y la clase obrera quiere derechos, mas la monarquía absoluta ya se había reestablecido y era necesario luchar contra ella para obtenerlos.

Esta cadena de revueltas se conoció como La Primavera de los Pueblos. Esta tuvo una gran repercusión en los países del concierto europeo. Y así como en la revolución de 1830, la monarquía tenía que ser derrocada, los ideales democráticos tenían que ser implementados, y para luego sería tarde. Ya para el primer semestre del año 1848 el pueblo hacia protestas en exigencia de sufragio universal, se exige también como estipulaba en el Contrato Social de Jean-Jaques Rousseau, libertades legales, sociales y civiles y cada país debía ser considerado una república democrática.

Las razones de las revueltas no solo son ideales enfrentados, sino también estómagos vacíos aclamaban la baja de los precios que se implementaron el año pasado, el 1847. A esto le sumamos una crisis industrial debida a un exceso de producto físico, esto produjo una baja demanda, la consecuencia fue un aumento de los precios para finales de este año. Y para rematar, una crisis social, la pobreza y el paro antes mencionados produjeron la aparición de más protestas por parte de la clase obrera, las cuales las dirigían contra las máquinas.

El impacto hacia el  exterior fue, como sucedió en el 1830, mas revueltas inspiradas por los franceses. Vamos al este, en los diferentes Estados Alemanes, las huelgas estudiantiles estaban a la orden del día, alentados por las ideas liberales y democráticas de Marx. En Berlín, estas revoluciones no le dieron otra salida a Federico Guillermo IV de Prusia a aceptar un gobierno liberal. El movimiento se esparció a través de Sajonia, Baviera y Hannover. Dos años después, 1850, el ejercito prusiano acabó con los movimientos republicanos, y la extensión liberal fue aplacada. En Viena, estalló la revolución de marzo, Metternich dimite y Fernando I abdicó, su lugar lo toma su sobrino Francisco José I. Luego se convoca una Dieta Constituyente la cual restaura el absolutismo. En Nápoles y Palermo Fernando II se vio obligado a conceder una Constitución. En el Norte, Milán y Venecia se sublevaron contra Austria, con el apoyo de Piamonte. El Papa Pío IX huyó de Roma y Mazzini proclamó la República de Italia. A pesar de esto, Venecia es ocupada por Austria al año siguiente. En 1849 todos estos movimientos fueron sofocados. En el año 1849 se proclama la República de Hungría. El ejército francés ocupa Roma y se implementa la restauración de Pío IX.

Capitulo 7: el amanecer del siglo XX, el sistema de alianzas como antesala a la gran guerra

“el aleteo de una mariposa en Hong Kong, se puede sentir como un tornado en Nueva York.”[1]

Nos transportamos de un siglo a otro, cambios se producen en la historia de la humanidad, y todo depende de los actores, el paso del sistema de Viena, el del equilibrio de poder, por un sistema de alianzas propuesto por el canciller la Alemania unificada Otto von Bismarck (ya viejo y destituido de su cargo).

Analicemos las causas de la primera gran guerra, primero, el surgimiento de nuevas potencias fuera de Europa (Estados Unidos y Japón), ya que ahora tenemos mas potencias, podemos transformar el concierto europeo, en el concierto mundial de grandes potencias. Otra de las causas de esto, es el levantamiento de la tecnología en la segunda Revolución Industrial, esto marco un cambio en las fuerzas bélicas de las potencias.

Alemania, volviéndose, cada vez más poderosa, desafió la ya larga hegemonía británica, este desafío se concretó en dos aspectos:

  • Rivalidad económica, en el terreno industrial, comercial y financiero. En 1896, se publica  en Gran Bretaña  el libro “Made in Germany” de Ernest E. Williams, que supuso una verdadera señal de alerta ante la creciente competencia de la economía germana.
  • Rivalidad naval. La Weltpolitik[2] necesitaba de una armada poderosa. Las leyes navales alemanas de 1898 y 1900 significaron un claro desafío a la hegemonía naval británica. El gobierno de Londres respondió en 1907 con la construcción de un nuevo tipo de acorazado, el Dreadnought. La respuesta germana no se hizo esperar. Las potencias se lanzaron a una verdadera carrera de armamentos navales.

El colonialismo se convirtió en una especie de casus belli[3] para las potencias europeas. Las luchas del siglo veinte se centraron en la adquisición de territorios y mercado. El imperialismo provocó que los roces entre las potencias desbordaran el marco europeo y tuvieran lugar prácticamente en todo el globo.

El colonialismo y el imperialismo agudizaron las tensiones económicas. Las potencias monárquicas tendieron a establecer economías cerradas con sus potencias imperialistas tendieron a establecer economías exclusivas solo para sus colonias, esto trajo como consecuencia un fuerte lucha por territorios y, mas tarde, cuando cada colonia estaba repartida entre grandes potencias, se desato una guerra de aranceles. El proteccionismo fue otro elemento que enrareció las relaciones internacionales.

La rivalidad franco-alemana se alimentaba más y más con las disputas de territorios, un ejemplo de esto es la anexión de Alsacia-Lorena por Alemania en el año 1870. Turquía se debilitaba, y un nacionalismo eslavo anti-Habsburgo estaba de moda, así la rivalidad entre Rusia y Austria-Hungría por la hegemonía de los Balcanes. Un último elemento que no debemos olvidar es la rivalidad psicológica entre los pueblos.

El creciente nacionalismo fue sistemáticamente fomentado por la prensa y por las campañas de militares y grandes industriales. Los casos más evidentes se dieron en Francia, Alemania y Gran Bretaña. El odio al vecino fue más la norma que la excepción.

Como mencionábamos al principio, Bismarck había establecido un sistema de alianzas, esto lo logro a través de una colección de tratados internacionales cuyo elemento clave era la Triple Alianza, establecida en el 1882, la cual estrechaba lazos entre Alemania, Italia y el imperio austro-húngaro. El fin de Bismarck, era mantener un orden internacional que beneficiara a su país, Alemania.

El sistema de alianzas de Otto von Bismarck se desplomó con la nueva Weltpolitik establecida por Guillermo II de Alemania. Este nuevo statu quo es de lo más parecido al realismo político pero llevado a un nivel radical a tal punto que se crearon dos bloques (o bandos, podemos decir):

El primer resultado de la política del nuevo Káiser fue lo que más temió Bismarck el fin del aislamiento de Francia. En 1893, se firmó la  Alianza franco-rusa, acuerdo que suponía un compromiso de ayuda militar en caso de guerra contra Alemania.

En 1905, ante la sorpresa mundial Rusia es derrotada en la guerra que le enfrentó contra Japón. Este fracaso hizo que Rusia abandonara sus ambiciones en el Extremo Oriente y centrase su atención en los Balcanes, lo que llevó inevitablemente al choque con Austria-Hungría.

Empujadas por la creciente agresividad y ambición colonial de Alemania, Francia y Gran Bretaña pusieron fin a sus diferencias coloniales y firmaron la  Entente Cordiale en 1904.

Por último, animadas por Francia y  tras resolver sus problemas en Asia Central (Persia, Afganistán), en 1907 se firmó el acuerdo. Se ponían así las bases de la denominada Triple Entente entre Francia, Gran Bretaña y Rusia.

En definitiva, en los años previos al conflicto se había configurado dos grandes alianzas en torno a las que van a oscilar los bloques enfrentados entre Gran Guerra y la Triple Entente.

Para estudiar las causas del estallido de la Primera Gran Guerra, hay que tomar en cuenta una serie de crisis que precedieron al conflicto, en cada decenio anterior a la guerra tuvieron lugar en total cuatro crisis internacionales que representaron la antesala de este sangriento espectáculo cuyo escenario es Francia.

Vamos a desglosar las crisis en un pequeño esquema para un entendimiento más iluminativo:

1)      Empezamos con la crisis marroquí, iniciada entre los años 1905 y 1906. el rey de Alemania, aprovechando su visita a Tánger, proclamó que Alemania no permitiría que Marruecos pasara a ser dominado por una única potencia. Esta advertencia iba claramente dirigida a Francia, cada vez más presente en el reino norteafricano.  Este desafío precipitó la convocatoria de la Conferencia de Algeciras (1906), a la que fueron convocadas todas las potencias europeas. Alemania quedó aislada y Francia recibió el claro apoyo británico.
La principal consecuencia fue la ratificación de la buena salud de la Entente Cordiale, lo que aprovechó Francia para propiciar el acercamiento entre Gran Bretaña y Rusia. La creciente agresividad germana disipó las diferencias entre Londres y San Petersburgo. En 1907 se firmó el acuerdo anglo-ruso, nacía así la Triple Entente

2)      La anexión austriaca de Bosnia-Herzegovina (1908). Esta vez, la revolución de los Jóvenes Turcos[4] en Turquía, Austria-Hungría se anexionó Bosnia. Alemania apoyó a su aliado y Rusia se vio forzada a ceder ante la agresión austriaca. Ni Francia ni Gran Bretaña se mostraron dispuestas a apoyar a Rusia en un eventual conflicto.
La única buena noticia para San Petersburgo fue que, aprovechando la debilidad turca, Bulgaria proclamó su independencia plena, rompiendo los lazos teóricos que aún la unían a Turquía. Los búlgaros, como los demás eslavos de la región, veían a Rusia como la gran potencia protectora eslava.
El ambiente en los Balcanes se enrareció aún más en un año en el que la pugna por la hegemonía naval entre Alemania y Gran Bretaña daba una escalada.

3)      El incidente de Agadir en Marruecos (1911).El envío de un buque cañonero alemán a Agadir en un claro desafío a Francia  provocó una grave crisis que concluyó con la firma de un acuerdo franco-alemán por el que Alemania daba manos libres a Francia en Marruecos a cambio de una parte importante del Congo francés.
Mientras la tensión internacional se agudizaba, la alianza franco-británica salió fortalecida al apoyar Londres resueltamente al gobierno de París.

4)      Finalmente, las guerras balcánicas, comprendidas entre 1912 y 1913. Estas dieron lugar en el este de Europa. En la primera, se batieron el Imperio Otomano y la llamada Liga de los Balcanes[5]. La segunda fue una Guerra interna donde participaron Serbia y Grecia y Montenegro contra Bulgaria). Todo terminó con el tratado de Bucarest, firmado en 1913.

Llegamos a 1914 en nuestro tour a través de la historia de las relaciones internacionales para llegar a un momento especialmente determinante para la historia de la humanidad en general. Hablamos del detonante que hizo que se armara La Primera Guerra Mundial. El día 28 de junio de 1914 fue asesinado el archiduque de Austria-Hungría Francisco Fernando, sobrino del emperador Francisco José I y el próximo heredero al trono de este imperio, es Sarajevo, Bosnia. Gavrilo Princip, miembro de la organización nacionalista de serbia conocida como “La Mano Negra” fue quien asesino al noble. Este significante crimen desencadenó una serie de eventos que dieron lugar a la apertura le la Primera Guerra Mundial.

A continuación, un esquema resumido de los acontecimientos ocurridos entre el atentado de Sarajevo y el inicio de la Primera Gran Guerra:

1)      Atentado de Sarajevo (28 de junio)

2)      Ultimátum para Serbia, luego de asegurarse de tener el apoyo alemán. (30 de julio)

3)      El ultimátum no es cumplido y Austria-Hungría declara guerra a Serbia. (1 de agosto)

4)      Alemania le declara la guerra a Francia. (3 de agosto)

5)      Alemania se dispone a invadir Bélgica, la violación de este estado-tapón hace reaccionar a Inglaterra y se considera en situación de guerra contra el invasor.

Ya nos percatamos por qué es llamada la Gran Guerra.


[1] La teoría del Caos

 

[2] Término alemán. Traducido literalmente: política mundial se denomina a la estrategia que fue adoptada en Alemania a finales del siglo XIX por el emperador Guillermo II, reemplazando así a la Realpolitik.

[3] Significa “motivo de guerra” en latín.

[4] Jóvenes Turcos es el sobrenombre de un partido nacionalista y reformista turco de principios del siglo XX, oficialmente conocido como el Comité de Unión y Progreso cuyos líderes llevaron a cabo una rebelión contra el sultán Abdul Hamid II (quien fue oficialmente depuesto y desterrado en 1909).

[5] La Liga Balcánica fue una alianza formada por SerbiaMontenegroGreciaBulgaria en 1912con el fin de destruir los últimos restos del Imperio Otomano en el continente europeo.

Capitulo 8

La Primera Guerra Mundial, el fin de la diplomacia de Viena

El conflicto ya empezó, nadie se esperaba que esta guerra iba a durar cuatro largos años de sufrimiento. Los ingenuos soldados iban al frente sonriendo y el estado pensaba que esto terminaría rápido.

En el conflicto lucharon 2 bandos. Empecemos a describir la guerra de inmediato. En el  frente occidental se implementaba el Plan Schlieffen, este consistía en que Alemania atacara Francia a través de la neutral Bélgica. Sin embargo el ejercito francés, al mando de Joseph Jacques Césaire Joffre, detener el ataque Schlieffenen la batalla de Marne (noviembre). Luego de esta batalla, se estabilizan los frentes y se inicia una guerra de trincheras (leer mas adelante).

Por otro lado, en el frente oriental, Rusia avanza hacia Austria-Hungría, Alemania responde al ataque en la llamada guerra de Tannenberg. Las tropas austro-húngaras fracasan en su ataque a Serbia debido a este ataque.

Posteriormente, Japón se incorpora al pleito el 20 de agosto y se anexiona Tsingao, una posesión alemana en china. Esta prontamente se desliga de la guerra. Turquía entra al cuadrilátero en noviembre.

Las guerras de trincheras (leer mas atrás), fueron el punto mas mortal y sangriento de la Primera Guerra Mundial. La invención de nuevos tipo de armas, granadas, lanzallamas,  tanques de gas y otras armas letales incremento el horror y las masacres, esto ayudó al frente occidental a un empate táctico. Los ejércitos se atrincheraron a lo largo de cientos y cientos de kilómetros. La guerra de trincheras se convirtió en un martirio para millones de hombres durante varios años.

Es tiempo de Italia para hacer acto de presencia en la guerra, para brindar apoyo a sus aliados determinados por el Tratado de Londres en el 1915, los italianos se abren paso hacia Austria-Hungría. Más adelante, en este mismo año, el ejército alemán lanza por primera vez gases tóxicos en la ciudad de Ypres, Bélgica, lo cual da inicio a la guerra química. Falkenhayn[1] ensaya la guerra de desgaste en Verdún en 1916. El resultado son  más de 600.00 bajas humanas sin avances significativos. Los aliados contraatacaron en el Somme con idénticos resultados. Mientras tanto, la batalla naval de Jutlandia reafirma el bloqueo naval de Alemania, los germanos inician la guerra submarina. Irónicamente, pensando que el crucero de lujo Lusitania es un barco espía, los hunden lo que provoca que Estados Unidos de tanto esperarlos se unen a la guerra.

En el frente oriental los actos precipitados ocurrían tan rápido que es complicado cubrirlos todos a la vez. Alemania ocupa la Polonia rusa y Lituania, Austria-Hungría conquista servia y retoma la posesión de Galitzia, Bulgaria entra en combate de parte de los imperios centrales en octubre, Rumania se une a la Entente pero es derrotada casi ipso facto y Francia llega desembarca en Grecia, todo en 1915.

En cuanto a los demás frentes, solo se ejecutaban cortos avances en al Cáucaso en dirección a Rusia, los británicos cruzan Egipto y capturan Palestina, pero el karma les jugo una mala pasada con el fracaso del desembarco británico en Gallipoli, ciudad de Turquía.

El enorme costo de vidas en los frentes, las penurias de la población civil y la conciencia de que la guerra no iba a concluir pronto extendieron el desánimo en todos los países contendientes. Los ejemplos son múltiples: oleada de huelgas en Gran Bretaña en 1916, motines en el ejército francés en 1917, aumento de las demandas nacionalistas en Austria-Hungría… Sin embargo, dos acontecimientos claves van a decidir el signo de la guerra: la revolución soviética en Rusia y la entrada de Estados Unidos en el conflicto.

Ya para el año 1917, la guerra había llegado a su punto más crítico. En enero, Alemania reanuda la guerra submarina. Las numerosas pérdidas, tanto económicas como humanas, hacen que Wilson decida entrar en el conflicto. Mientras tanto, en Francia se levantan motines que son reprimidos de inmediato. En octubre, Italia sufre su derrota en Caporetto. En cuanto a Rusia, en este año Rusia es victima de una revolución, que para luego le hace firmar el armisticio en diciembre. Las tropas británicas avanzan por el Oriente Medio (Bagdad, Jerusalén).

Ya con Rusia retirada por los asuntos revolucionarios, Alemania aprovecha la coyuntura para concentrar sus golpes al frente occidental (Francia principalmente). El verano de 1918 fue la fecha de los desesperados ataques finales de los germanos. Empero, sus aliados estaban al borde del cansancio militar y economico. La aparicion de las tropas norteamericanas desequilibró la balanza en favoer de la Entente.

Este es un resumen esquematico de los hechos que nos llevan al desenlace de este horrible espectáculo de ruido y desgracias[2]:

  • El presidente Wilson pronuncia el discurso de los 14 puntos proponiendo las condiciones necesarias para la paz (enero 1918)
  • El estallido de la guerra civil en Rusia fuerza a la delegación rusa a firmar el Tratado de Brest-Litovsk(3 marzo 1918).
    La Rusia soviética abandona el conflicto y cede grandes territorios a los Imperios Centrales.
  • Tras el ataque francés desde Grecia, Bulgaria firma el armisticio (septiembre)
  • Llegada masiva de tropas norteamericanas, propicia la contraofensiva definitiva de la Entente bajo el mando de Foch (julio-septiembre)
  • HindemburgLudendorff comunican al KaiserGuillermo II la imposibilidad de continuar la guerra.
  • Victoria italiana en Vittorio Veneto (octubre)
  • Tras sus fracasadas ofensivas en Oriente Medio y la llegada de tropas británicas  a la Anatolia, Turquía firma elarmisticio(30 octubre)
  • Austria-Hungría firma el armisticio (3 noviembre)
  • La conciencia de la derrota provoca la revolución en Alemania.  El Kaiser abdica y huye a Holanda. Se proclama la República (9 noviembre) Alemania firma el armisticio (11 noviembre 1918)

El 11 de Noviembre de 1918 la mayor tragedia que la humanidad había vivido hasta aquel momento concluía. Millones de muertos, heridos, inválidos… Millones en pérdidas económicas. Rencor, dolor, desolación. Se trataba de construir un nuevo mundo que hiciera que la Gran Guerra, como se proclamaba en aquel momento, fuera “la guerra que pusiera fin a todas las guerras”.

La Primera Guerra Mundial dejó 5 legados funestos: 30 millones de muertos, 12 países destruidos, 2 imperios desaparecieron y una pandemia, la gripe española (la cual mató aun mas personas que la guerra). El mundo ya no podia mas.

Alemania, la vencida, se vió obligada a pagar una deuda impagable. Mas adelante, en ese ambiente nace la Sociedad de Naciones con motivo de ponerle fin a los conflictos, cosa que fue un fracaso.


[1] Erich Georg Anton Sebastian von Falkenhayn. Jefe de estado mayor alemán.

 

[2] Referencia

Capitulo 9

La Sociedad de Naciones: Un Paso Fallido Hacia la Fundación de la ONU

“Espero que podamos decir que así, esta decisiva mañana, ha llegado el fin de todas las guerras”[1]

Para poner fin a todas las guerras, los Estados europeos conformaron La Sociedad de Naciones. Ésta se estableció por medio del Tratado de Versalles, un año más tarde a que terminara la Primera Guerra Mundial. Para ser más exactos, fue firmado el día 28 de junio de 1919 en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles, exactamente 5 años cumplidos del asesinato del archiduque de la ya desaparecida Austria-Hungría. Sin embargo, el armisticio fue firmado el 11 de Noviembre de 1918 para dar un alto al fuego, para lograrlo se necesitaron 6 meses de negociación diplomática en la Conferencia de Paz de París, lo cual terminó en el tratado de paz en cuestión. Este tratado entró en vigencia para el 10 de enero de 1920. Los signatarios fueron los llamados Cuatro Grandes: Vittorio Enmanuel Orlando, de Italia; Georges Clemencau, por parte de Francia; David Lloyd George representando al Reino Unido; y El Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson. Fue escrito en ingles y en francés, y fue el gobierno francés el depositario del tratado.

Con El Tratado de Versalles, se creó la Sociedad de Naciones, un organismo internacional que proponía implementar las bases para la paz y la reorganización de las relaciones internacionales que se vieron literalmente nulas durante la Primera Guerra Mundial. La base de este organismo fueron los principios de cooperación internacional, mediación entre los conflictos y la seguridad colectiva. El pacto de la Sociedad, fue redactado en las primeras sesiones da la Conferencia de Paz de París, gracias a la iniciativa del presidente Woodrow Wilson. El 15 de Noviembre de 1920 42 países participaron de la primera asamblea convocada por la Conferencia.

Dice Henry Kissinger en su libro, La Diplomacia: “Si los gobernantes europeos hubiesen continuado las practicas internacionales de preguerra se habría podido firmar una paz de compromiso en la primavera de 1915”. Ahí nos explica claramente que la diplomacia estaba totalmente esfumada en los tiempos de guerra, no había oídos para entender ni bocas para negociar, sino para gritar “fuego” y escuchar como todo lo creado con tanto esfuerzo se desmorona con tanta facilidad.

A pocos meses de la Primera Guerra Mundial, el mundo se enteró del funesto precio que cobraba la guerra. Y tras su final, el mundo solo pensaba en la deuda que tenía que pagar. Había que impedir que un conflicto como este, como jamás se había visto antes en el mundo, volviese a estallar. De este arrepentimiento nace la Sociedad de Naciones, cuyo propósito es resolver sus disputas por medios pacíficos y dejar a un lado los conflictos bélicos.

Durante las negociaciones en la Conferencia de Paz de París se incluye durante la primera parte el Tratado de Versalles, y con él, la Sociedad de Naciones. Los integrantes originales de la sociedad, eran los 32 miembros[2] (más ocho que se incorporaron luego como fundadores) del anexo al pacto y los 113 Estados invitados a participar, esto daba a deducir que los demás estados tenían luz verde a incorporarse al club. Las excepciones fueron Alemania Turquía y la URSS. Algunos estados asociados, como era el caso de Inglaterra, hicieron acto de presencia, entre estos estaban India, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Posteriormente, en 1920, Austria entra al bloque. Para Alemania no fue tan fácil, se tuvo que firmar el tratado de locarno en octubre de 1925, para que el año que sigue hiciese su entrada oficial. Turquía y la Unión Soviética dejan de ser una excepción en 1934.

Aunque la sociedad de naciones hubiese hecho una gran promesa de paz, fue un fracaso. Desde sus comienzos, tuvo una serie de problemas, que expondremos a continuación.

El primero fue la actitud negativa y prejuiciosa que sentía el sedado de EE.UU. al aprobar el tratado, lo cual hizo que este se autoexcluyera. El segundo se trato de la exclusión por default para Alemania y Turquía, debido a si condición de países derrotados. Es obvio que si queremos tener paz, debe ser acordada frente a nuestros enemigos. Además, la URSS también fue ignorada, pero sirvió para conformar un círculo que evitaría la propagación de la revolución de los Bolcheviques y el tardío reconocimiento diplomático al nuevo régimen. Ni siquiera en su mejor momento, la Sociedad de Naciones logró contar con más de 50 miembros. Para el año 1923, se evidenció la debilidad de la organización cuando Francia invadió Renania para exigir reparaciones de guerra a Alemania. La invasión de Manchuria, por parte de Japón en el 1931 fue el segundo golpe que recibió a Sociedad de Naciones. Condenado por la agresión, Japón renuncia de la organización. Alemania le siguió pocos meses luego, la Sociedad de las Naciones nunca consiguió la autoridad suficiente para imponer a sus miembros sus resoluciones en forma obligatoria. Esto tomó aun mas significado cuando en 1934, la Asamblea General dicta una resolución referente a la Guerra del Chaco, la cual se desarrolló entre 1932 y 1935, teniendo como estados beligerantes a Paraguay y Bolivia. La asamblea falló a favor de Bolivia. Ante este fallo, Paraguay se insubordinó ante la sociedad, y la abandona, para luego ser el vencedor del citado conflicto. Las invasiones de Abisinia por Italia en 1935 y de Finlandia por parte de la URSS en 1939, revelaron que la SDN sólo era una fachada. Su último acto fue expulsar a la URSS.

A continuación, un resumen esquemático sobre la Sociedad de Naciones:

LA SOCIEDAD DE LAS NACIONES:

La primera gran bola de humo de las relaciones internacionales.

Incógnitas:

Un instrumento condenado al fracaso, pero la pregunta es:

¿Puede la ONU darse el lujo de fracasar?

La historia nos enseña que todo tiende a repetirse: ¿Será que la ONU seguirá los pasos de la SID,  porque no tiene el futuro asegurado?

En la Primera y Segunda Guerras Mundiales no había armas atómicas, ¿Pero ahora, podrá la ONU sobreponerse a ese poder?

CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE LA SDN.

  • La  SDN fue el 1er. intento global por sostener la paz a nivel internacional.
  • Buscaba reorganizar las relaciones internacionales una vez concluida la Primera Guerra Mundial.
  • La SDN se lanzó a la búsqueda de principios de la cooperación internacional.
  • Creo las bases del arbitraje de conflictos entre países.
  • Con las monarquías en decadencia, faltaba un instrumento jurídico internacional que intermediara entre países en pugna.
  • Estados Unidos se auto-excluyó del Tratado, debido a presiones del Senado.
  • Alemania y Turquía fueron excluidos, en su condición de países derrotados.
  • También la Unión Soviética, dado lo revolucionario de su régimen.
  • Ni en su mejor momento la SDN contó con 50 países miembros.
  • En 1923 evidenció su fragilidad cuando no hizo nada para evitar la invasión de Renania por Francia. (Renania es uno de las 16 provincias alemanas).
  • Cuando Japón invade Manchuria, en 1931, fue literalmente la sentencia de muerte de la SDN.
  • Condenada por la agresión, Japón sencillamente abandonó la SDN y asunto arreglado.
  • A diferencia de la ONU, la SDN nunca pudo imponer sus reglamentos de forma obligatoria.
  • Otra diferencia con la ONU, es que todos los países anhelan pertenecer, en cambio en la SDN, era a conveniencia de los países, razón por la cual la mayoría no pertenecía.
  • Igual pasó con la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, (1932-1935) como la SDN favorece a Bolivia, Paraguay desafía a la SDN y renuncia a su membresía. Quien gana la guerra es Paraguay y la SDN nada pudo hacer.
  • 15 conflictos internacionales, desde 1918, a 1938, confirmaron que la SDN era una simple fachada.
  • Fue hecha para complacer a las naciones triunfadoras, no para provocar cambios profundos en el nuevo orden mundial.
  • La Primera Guerra Mundial (Llamada originalmente La Gran Guerra), espantó a la comunidad internacional por las cifras de bajas acumuladas. Así surge la SDN, pero como un paliativo, no para resolver verdaderamente conflictos de cara al futuro.
  • Se pensó que la SDN evitaría provocarle al mundo una guerra igual a la del 1914-1918, pero lo que hizo fue propiciar algo peor.
  • Se le llamó retóricamente “El nuevo orden mundial” frase que ha sido usada por todas las épocas en que ha hecho falta su presencia. A dicha frase se le llamó la “Gran putilla del mundo”, dicha por Raisa Gorbachov, esposa del último presidente de la Unión Soviética.

[1] El ingenuo presidente Woodrow Wilson hace proclamación de esta inolvidable sentencia el 11 de noviembre de 1918. Solo había que esperar veinte años, para demostrar que no estaba en lo correcto.

 

[2]Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Chile, China, Colombia, Cuba, Dinamarca, El Salvador, España, Francia, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, La India, Italia, Japón, Liberia, Nicaragua, Nueva Zelanda, Los Países Bajos, Panamá, Paraguay, Persia, Perú, Portugal, Reino de Yugoslavia, El Reino Unido, Rumania, Siam, Suecia, Sudáfrica, y Venezuela.


Capitulo 10

La Sociedad de Naciones es un Fracaso: Caemos a una Segunda Guerra Mundial

“Si hay una tercera guerra mundial, la cuarta se peleará a pedradas”[1]

Empecemos diciendo que todo conflicto nuevo siempre será mas violento, sangriento y letal que el anterior. El fin de la segunda guerra mundial es la última oportunidad de la humanidad para asegurar la paz universal, pero su comienzo, es la prueba de que todo conflicto humano siempre será peor que el anterior. La segunda fue realmente mundial, con un auge muchísimo mayor al de la primera. Según eruditos y estadistas, la tercera será global y terminal. Esta segunda gran guerra nos explica el peligro de las ideas nacionalistas que una vez alegaron por la justicia frente a las monarquías, también nos habla del callejón sin salida que representan los rearmes. La segunda gran guerra tiene un gravísimo peligro que como ya no queda casi nadie vivo que la pueda contar en carne propia, muy bien las nuevas generaciones que nunca han padecido una guerra, se puede animarse a armar un conflicto mayor ¿nunca se han preguntado eso? Los ejemplos son múltiples, Corea del Norte, Irán… Potencias con un poder nuclear destructivo capaces de desestabilizar al mundo por completo, y mas Irán, un nuevo régimen intolerante, igual como fueron los Nazis.

La agresiva política expansionista de la Alemania nazi, dirigida a la revisión radical de la situación creada tras la Conferencia de París de 1919, contó con el apoyo de potencias totalitarias y expansionistas como Japón e Italia. La rápida derrota francesa dejó al Reino Unido sólo ante Hitler durante un corto período de tiempo. La entrada de la URSS y de los EE.UU. junto a los Aliados en 1941 desequilibró de forma definitiva la guerra a su favor. Una alianza “contra natura” de las grandes potencias democráticas y capitalistas y de la dictadura soviética puso fin a los afanes imperialistas de los sistemas fascistas y totalitarios.

Arrancamos a dar un breve resumen sobre esta. Como expusimos antes, la Segunda Guerra Mundial fue el conflicto armado mas grande de la historia mundial, los bandos fueron las Potencias Aliadas[2] versus las Potencias Eje[3], todo empieza en 1939 y termina exactamente en 7 años, en el año 1945. En esta, el Estado Mayor de mas de 70 países participaron en combates por tierra mar y aire. Esta guerra se cargó el 2% de la población mundial, alrededor de 60 millones de personas (el doble de la primera), en su mayoría, civiles. Como conflicto mundial, comenzó el 1ro de septiembre de 1939 para acabar oficialmente el 2 de septiembre de 1945. Con esta breve recopilación de los resultados de la segunda guerra mundial, damos por terminado este capitulo. En la proxima edicion, nos sumergiremos en las aguas mas profundas y negras de la Segunda Guerra Mundial, y sus protagonistas.

 


 

[1] Albert Einstein. Físico de origen alemán, nacionalizado posteriormente suizo y estadounidense. Es el científico más conocido y considerado el más importante del siglo XX.

[2] Los Aliados de la Segunda Guerra Mundial fueron los países opuestos oficialmente a las Fuerzas del Eje durante este conflicto.

[3] El término Potencias del Eje o Eje Roma-Berlín-Tokio se refiere a los pactos firmados por Alemania e Italia antes de la Segunda Guerra Mundial, a los que también se adhirió Japón una vez comenzada la guerra.

Conclusión

El mundo, como acabamos de leer, esta en evolución constante, y con él, el hombre y todo lo que ha creado es arrastrada por una corriente de incertidumbres y errores. Estos eventos históricos de los últimos 100 años ponen en advertencia a la humanidad, cada vez que el ser humano emprendió una guerra, recurrió a armas más letales y cada vez tuvo que perseguir metas más altas en pos de la paz y la confraternidad. Cada vez fue mayor el número de bajas y el número de retos de la posguerra eran cada vez mayores.

En 1815, fecha en que ciframos históricamente nuestro ensayo, al término de la primera guerra mundial éramos 2 mil millones de habitantes. Al finalizar la segunda guerra éramos 4 mil millones de habitantes. Hoy somos casi 7 mil millones. ¿Cual debía ser legado de heredar un mundo cada vez mas amenazado por un rango muy amplio de variables humanas? ¿Puede la humanidad mantener la paz mundial por espacio de 50 años más? Históricamente esta probado que eso no es posible. Mas no hay otra alternativa, hay que intentarlo a toda costa.

El precio a pagar por un nuevo episodio bélico seria terminal. Por eso cierro con estas palabras, que también son de A. Einstein:

“Los animales no hacen la guerra, el único que hace guerras es el ser humano, que no es animal. Lo que prueba que los animales nos llevan ventaja: su instinto tiene un poder de  supervivencia más fuerte que el de nuestra inteligencia. Así que aprendamos del instinto de las fieras, la próxima vez que tengamos el dedo sobre los botones de una plataforma de lanzamiento de ojivas nucleares”

 

Capitulo 10

La Sociedad de Naciones es un Fracaso: Caemos a una Segunda Guerra Mundial

“Si hay una tercera guerra mundial, la cuarta se peleará a pedradas”[1]

Empecemos diciendo que todo conflicto nuevo siempre será mas violento, sangriento y letal que el anterior. El fin de la segunda guerra mundial es la última oportunidad de la humanidad para asegurar la paz universal, pero su comienzo, es la prueba de que todo conflicto humano siempre será peor que el anterior. La segunda fue realmente mundial, con un auge muchísimo mayor al de la primera. Según eruditos y estadistas, la tercera será global y terminal. Esta segunda gran guerra nos explica el peligro de las ideas nacionalistas que una vez alegaron por la justicia frente a las monarquías, también nos habla del callejón sin salida que representan los rearmes. La segunda gran guerra tiene un gravísimo peligro que como ya no queda casi nadie vivo que la pueda contar en carne propia, muy bien las nuevas generaciones que nunca han padecido una guerra, se puede animarse a armar un conflicto mayor ¿nunca se han preguntado eso? Los ejemplos son múltiples, Corea del Norte, Irán… Potencias con un poder nuclear destructivo capaces de desestabilizar al mundo por completo, y mas Irán, un nuevo régimen intolerante, igual como fueron los Nazis.

La agresiva política expansionista de la Alemania nazi, dirigida a la revisión radical de la situación creada tras la Conferencia de París de 1919, contó con el apoyo de potencias totalitarias y expansionistas como Japón e Italia. La rápida derrota francesa dejó al Reino Unido sólo ante Hitler durante un corto período de tiempo. La entrada de la URSS y de los EE.UU. junto a los Aliados en 1941 desequilibró de forma definitiva la guerra a su favor. Una alianza “contra natura” de las grandes potencias democráticas y capitalistas y de la dictadura soviética puso fin a los afanes imperialistas de los sistemas fascistas y totalitarios.

Arrancamos a dar un breve resumen sobre esta. Como expusimos antes, la Segunda Guerra Mundial fue el conflicto armado mas grande de la historia mundial, los bandos fueron las Potencias Aliadas[2] versus las Potencias Eje[3], todo empieza en 1939 y termina exactamente en 7 años, en el año 1945. En esta, el Estado Mayor de mas de 70 países participaron en combates por tierra mar y aire. Esta guerra se cargó el 2% de la población mundial, alrededor de 60 millones de personas (el doble de la primera), en su mayoría, civiles. Como conflicto mundial, comenzó el 1ro de septiembre de 1939 para acabar oficialmente el 2 de septiembre de 1945. Con esta breve recopilación de los resultados de la segunda guerra mundial, damos por terminado este capitulo. En la proxima edicion, nos sumergiremos en las aguas mas profundas y negras de la Segunda Guerra Mundial, y sus protagonistas.

 


 

[1] Albert Einstein. Físico de origen alemán, nacionalizado posteriormente suizo y estadounidense. Es el científico más conocido y considerado el más importante del siglo XX.

[2] Los Aliados de la Segunda Guerra Mundial fueron los países opuestos oficialmente a las Fuerzas del Eje durante este conflicto.

[3] El término Potencias del Eje o Eje Roma-Berlín-Tokio se refiere a los pactos firmados por Alemania e Italia antes de la Segunda Guerra Mundial, a los que también se adhirió Japón una vez comenzada la guerra.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: